martes, 19 de julio de 2011

La verdadera familia de Jesús.

La verdadera familia de Jesús no es únicamente la que lo une por los lazos de sangre, pues estos se rompen con la muerte e incluso puede haber algunos que aún teniendo la misma sangre decidan no seguir la voluntad del Padre. La verdadera familia es la que vive conforme al Evangelio, es la que ha sido adoptada por el Padre como hijos por medio del Espíritu Santo. Él, como Hijo del Padre, ve que sus hermanos deben de ser también hijos de Dios. Esto de ninguna manera es un desprecio ni para sus parientes y mucho menos para su madre, la cual si por algo se distinguió en la vida fue por hacer la voluntad de Dios. De acuerdo a esto nuestro parentesco con Jesús se refuerza en la medida en que nos aplicamos en hacer la voluntad del Padre, que no es otra que la de vivir conforme al Evangelio.
Recordemos lo dicho por Jesús: No todo el que me dice: Señor, Señor se salvará sino el que hace la voluntad del Padre. Apliquemos, pues, nuestra vida en vivir de acuerdo al Evangelio.
Pbro. José María Caro. (Adaptación)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada